Tu Proceso es Tu Tiempo de Preparación

“Ahora bien, para poder presentarse ante el rey, una joven tenía que completar los doce meses de tratamiento de belleza prescritos: seis meses con aceite de mirra, y seis con perfumes y cosméticos.” Ester 2:12

A Ester se la llevaron en contra de su voluntad, la alejaron del único familiar que tenía,
posiblemente sintió miedo, sintió ganas de escaparse. Allí la pusieron en una dieta de comida que posiblemente nunca había probado. Pero su tiempo de preparación era necesario para llegar a una posición que le permitiera llegar a el rey. Llegó a ser nombrada la reina de ese lugar y eso le permitió salvar a el pueblo judío de una masacre, que se había conspirado en su contra.

David pasó por algo similar 1 Samuel 17:33-37 NVI nos dice así:
“—¡Cómo vas a pelear tú solo contra este filisteo! —replicó Saúl—. No eres más que un muchacho, mientras que él ha sido un guerrero toda la vida. David le respondió: —A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y, si el animal me ataca, lo agarro por la melena y lo sigo golpeando hasta matarlo. Si este siervo de Su Majestad ha matado leones y osos, lo mismo puede hacer con ese filisteo pagano, porque está desafiando al ejército del Dios viviente. El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo. —Anda, pues —dijo Saúl—, y que el Señor te acompañe.”

Hoy te digo que cuando tu proceso termine vas a estar preparado para derrotar a todo ejército que se te pare de frente. Necesitas mantenerte entrenando. Hoy quiero decirte que todo tiene un límite y tu desierto tiene un límite también solo tómalo como un tiempo de preparación.

Otro personaje de la palabra fue Pedro. El cometió muchos errores, por ejemplo, fue el que comenzó a hundirse en el mar cuando Jesús le invitó a caminar sobre las aguas. Fue a el mismo al que Jesús le hizo callar diciéndole: “Apártate de mí, Satanás”, por algo que había dicho. Pedro negó tres veces a Jesús antes de que cantara el gallo.

A pesar de todo, Dios terminó usando su vida en gran manera, ya que luego de la resurrección de Jesús, la Biblia cuenta que Pedro en su primera predicación se convirtieron tres mil personas, y en la segunda otras cinco mil. La Biblia cuenta que la gente sacaba a los enfermos a la calle para que cuando Pedro pasara la sombra sanara a los enfermos. Puedes leerlo en Hechos 5: 15-16.

Creo que es suficiente con estas personas para que entiendas que una persona puede lograr grandes cosas, sin importar los problemas que tenga en sus comienzos. Por tanto, solo debes tener fe y confiar en que Dios te ayudará a lograr importantes cosas en tu vida. Y como dice el título, tu proceso es tu tiempo de preparación “no lo evites, es necesario”

¡Bendecidos sean todos!

LLEVANDO EL EVANGELIO A MI TRABAJO

 

Pastor Kelvin González
Casa de Adoracion a Yahweh
Kissimmee, Florida
kelvingonza@yahoo.com

 

 

CONECTADOS POR LA FE MAGAZINE © COPYRIGHT 2019

Published by

Conectados Por La Fe Magazine

Un Espacio dedicado a Difundir y Proclamar el Verdadero Amor de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s