Piensa bien tus Resoluciones de Año Nuevo.

¡Dios les bendiga!

Es un placer y un privilegio para mi poder escribir en Conectados por la Fe Magazine, exponiendo lo que el Señor hablo a mi vida.

Dos días antes de que el año 2018 finalizara, mientras hacia unas actividades regulares en mi casa, me puse a pensar que, como toda mujer y hoy en día muchos hombres al comenzar el año nuevo, comenzaría a hacer dieta y ejercicio para bajar de peso y verme bien y toda la cosa. Pero de repente, vino a mí una voz bien clara que me decía, “Mariela, tú crees que eso es lo importante para mí, tú crees que eso es lo que yo quiero que tú te enfoques”.

Mis hermanos, no fue mi esposo, quien me dijo eso, ni mis padres, fue el Espíritu Santo hablando a mi corazón. Y comenzó a ministrar a mi vida, diciéndome y aclarándome unas cuantas verdades que ya deberíamos nosotros saber.

Siempre al comenzar cada ano eso es lo que la gente cristiana y no cristiana siempre se enfoca y planea e invierte tiempo y dinero; el Señor me decía los dueños de tienda y de gimnasios se hacen más ricos porque somo tan predecibles, que pasamos más tiempo enfocándonos en la apariencia que en nuestra relación con Dios, en nuestro caminar, en nuestro interior.

En 1 Crónicas 28:9 David le expresa a su hijo Salomón lo siguiente: “Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares. Lo hallaras; más si lo dejares, él te desechara para siempre”.

Mira, para que el propósito y el plan que Dios ya había deposito sobre Salomón, su padre no le aconsejo que se viera lindo, ni que se preocupara por siempre estar en forma y bien vestido. Y ojo, no estoy encontrar de eso; al contrario, pienso que debemos ser higiénicos y siempre andar bien vestidos por que representamos al único Rey de Reyes y Señor de Señores; pero me refiero a que eso no nos debe de desenfocar de lo que realmente es importante.

Porque, de que te sirve andar lucir bien y ser el más fisiculturista; si tu corazón, si tu alma por dentro están podridas. Lo siento, es un poco fuerte.

Pero es lo que l Se ministraba a mi vida. De que te sirve que el hombre te vea y te de títulos en la tierra, si en los cielos no te conocen y los infiernos se burlan de ti.
Porque en lugar de preocuparnos por la dieta, nos ocupamos por mantenernos enfocados en el blanco que es Jesús. Si nos ocupamos de que no importa el cargo que tengas en tu iglesia, te mantienes humilde y haces todo con amor, dedicación y pasión; porque es para el Señor.

Que tal sin en lugar de ir al gimnasio todos los días, te propones llegar a todos los cultos y actividades de tu congregación puntuales y con gozo. Qué tal si inviertes de tu tiempo y energía en conocer más al Dios que te da vida, que te da amor, que te dio salvación y libertad.

Qué tal si en este año 2019, nos ocupamos de trabajar en unidad para el Reino del Señor y ayudar a que más vidas sean transformadas y conozcan el camino de la verdad que es Cristo.

Qué tal si nos proponemos en escudriñar más su palabra, y convertirnos en los hombres valientes y las mujeres virtuosas que Él quiere que seamos.

Hombres y mujeres temerosos de Jehová, obedientes a su palabra.
Hombres y mujeres de oración, firmes en Cristo; que no importa cuál sea la situación o el proceso que te toque a travesar; tengas la convicción que el Señor te dará la victoria y obtendrás lo que el ya declaro en los cielos era para ti; pero está esperando por una acción tuya.

De rodillas en el gimnasio haciendo push ups, no creo que recibirás todas las revelaciones o guía que necesitas para enfrentarte a lo que viene para tu casa.
Pero si de rodillas, clamando y orando por tus hijos, tu familia, tu matrimonio, tu ministerio, tu iglesia, etc.

Vuelvo y te repito, yo no estoy en contra de que uno cuide su físico ni su apariencia. Pero si entiendo, que es más importante que mi corazón este alineado al corazón de Dios; que el mayor tiempo de mi día yo tengo que dedicarlo a buscar de su presencia, y que mis intenciones sean sinceras en todo lo que yo haga, no importa para quien lo haga ni en la situación que yo este. Porque el Señor escudriña todos los corazones.

Ponte a pensar por un instante, ¿qué es más importante para ti?

Recuerda que “Si tú le buscares. Lo hallaras; más si lo dejares, él te desechara para siempre”.

Dios te bendiga grandemente, y no quites tu mirada de lo que es realmente importante y eterno.

Conectados por la Fe Magazine © 2019 Copyright

21034313_10154586837661394_8437522348072185152_n

 

Mariela Costafreda

Ministro de Iglesia Cristiana Ciudad de Justicia

maricostafreda616@icloud.com

39229007_2117858635104276_2101189484006604800_o

 

Published by

Conectados Por La Fe Magazine

Un Espacio dedicado a Difundir y Proclamar el Verdadero Amor de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s