Llevando el Evangelio a mi Trabajo

LLEVANDO EL EVANGELIO A MI TRABAJO

Esta ha sido una gran encomienda en mi vida por parte del Señor. A todos Dios nos ha dado el don para atraer vidas a los pies de Cristo de diversas maneras, pero con el mismo fin común. Dios mueve a las iglesias a trabajar según la necesidad de las comunidades a su alrededor, Evangelistas hacen grandes campañas para atraer vidas, Misioneros son llevados por Dios a lugares a llevar su palabra y a cubrir necesidades, a mí el Señor me ha puesto frente a personas que por alguna razón han tenido alguna desilusión o han sido marcados ya sea por la actitud, vivencia o palabras de alguien que se autodenomina cristiano pero sus acciones no van de acuerdo a la palabra de Jehová.

Si en realidad quisiéramos imitar a alguien deberíamos todos imitar a Jesús ya que su vida nos muestra caridad, amor por los demás, misericordia, santidad, entrega, pasión, orden, en otras palabras, nos enseña cómo debemos de ser en nuestra vida diaria y cómo comportarnos con los demás. El Apóstol Pablo dice en 1 Corintios 11:1 “Imítenme a mí, como yo imito a Cristo”. Enfoquemos nuestra mirada al Dios todo poderoso, al que no nos falla. Es de suma importancia que no seamos piedra de tropiezo a los demás, que cuando te vean actuar y te escuchen hablar, puedan seguirte, llegar a la Iglesia y buscar de Cristo.

En los diferentes trabajos que he tenido Dios me ha permitido demostrarles a muchos que podemos vivir según la palabra. Cada una de las compañías para las cuales he trabajado Dios me ha permitido hacer algo por alguien que ha dejado una marca positiva por parte de un creyente. Yo no le digo a nadie que soy Pastor, mis actos hablan por mí, este es mi testimonio quizás el suyo sea diferente, pero al comienzo de todo trabajo Dios me ha puesto en posiciones en las cuales se mueven materiales costosos o se trabaja con dinero, en una ocasión abrí mi propio taller de mecánica de autos, y un ex-compañero de trabajo me llama para llevarme su camioneta, al llegar; su suegro le dice que saque sus artículos personales de adentro de la camioneta a lo que él le responde “todo lo que está ahí está seguro porque está en las manos de Kelvin” y me señala y añade “este hombre y yo trabajamos juntos y yo veía como el teniendo oportunidades de llevarse cualquiera de los materiales que utilizábamos nunca lo hizo, por lo que no tengo porque preocuparme”. Nuestro testimonio habla por sí solo. Recuerde que usted puede esconderse del hombre, pero nunca de Dios.

Marcos 16:15 ” Id por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura”. Haga el bien donde quiera que vaya y sea un ejemplo a los demás viviendo según la palabra de Dios establece.

¡Dios les bendiga a todos!

CONECTADOS POR LA FE MAGAZINE © 2018 Copyright

Published by

Conectados Por La Fe Magazine

Un Espacio dedicado a Difundir y Proclamar el Verdadero Amor de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s